Sunken Gardens: un verdadero tesoro verde

A los niños de todas las edades les encanta perderse en los frondosos y exóticos alrededores de este espacio tranquilo justo en el corazón de St. Petersburg.

La frase “paraíso tropical" genera 16,700.000 resultados en Google, prueba de que el término se utiliza ampliamente.

Además del espectacular clima todo el año, un paraíso tropical debería ofrecer belleza, tranquilidad y entornos naturales únicos. Debe ser un lugar que pueda transportarte con su belleza.

En otras palabras, debe ser muy parecido a Sunken Gardens.

Esta atracción de más de una hectárea y media en el centro de St. Petersburg es una celebración de la serenidad de un siglo de antigüedad, un festín botánico y biológico para los sentidos que cuenta con más de 50,000 plantas tropicales (que representan a más de 500 especies), más flamencos y otras aves exóticas.

Los senderos pavimentados facilitan el paso por estos jardines, aunque sus maravillas hacen que sea difícil irse. Deja a los niños correr libres; aliéntalos a que te cuenten lo que descubren a través del denso follaje y a la vuelta de la próxima curva.  La riqueza de este terreno espera que la descubran. 

Un recorrido por los jardines

Cuando entres a los jardines y atravieses la plaza con su fuente, sigue el camino que lleva al sendero principal y luego gira a la derecha. Después de los flamencos y demás aves exóticas aparece una muestra de plantas naturales e invasoras. Detrás del anfiteatro se encuentra la fascinante pérgola de orquídeas. El jardín de crotones brilla bajo al sol mientras las robustas hojas destellan anaranjados, amarillos y rojos brillantes, un fuego sin llamas.

Aquellos que tiene buena mano para la jardinería y ojos agudos disfrutarán de los caladios, las aves de paraíso blancas, la gloria enramada (nativa de Java), las tibouchinas nativas de Brasil y el jengibre azul (que no es jengibre ni azul, léelo en el cartel junto a la planta). Los jardines también tienen palmeras reales cubanas y bougainvilleas, entre las más antiguas en la región sureste de los Estados Unidos.

Gira en una esquina y visita la Growing Stone, una piedra caliza fosilizada.  Puedes sentarte en ella si quieres. De acuerdo con el cartel, “Cuenta la leyenda que a aquel que se siente sobre la piedra antigua se le concederá tranquilidad, armonía interior y el talento para hacer que las cosas crezcan“.

Más que plantas

Como lo muestra la presencia de la Growing Stone, Sunken Gardens tiene más que plantas, y esto pronto se confirma con una parada en el pozo de los deseos, el anillo con fotografía, la cascada y la pradera para bodas (¿no parece que una visita a la Growing Stone es naturalmente adecuada para aquellos a punto de casarse o renovar sus votos?). 

Al dejar la pradera para bodas, el camino te lleva a un pequeño puente en forma de arco y hacia uno de los caminos rectos más largos de Sunken Gardens. A medida que vas subiendo la colina, voltéate y admira la vista. Las palmeras; las abundantes plantas tropicales bajas y brillantes; y la luz de media mañana forman una vista de postal. Gira y sigue tu camino hacia el espacio abierto más grande de los jardines.

A la derecha del camino se encuentra el jardín japonés. Este lleva las características minimistas al exterior (“uso restringido de material vegetal, piedras y adornos“) con un propósito mayor: “contemplar la simplicidad de su diseño le permite al espectador encontrar la inmensidad en lo pequeño, un ideal filosófico del zen“.

Avanza por el camino y pasa por debajo de un arco de materiales naturales, las ramas que han crecido juntas crean una sensación de pérgola. También proyecta un sentimiento de que hay grandeza en lo pequeño. Los caminos entrelazados de las ramas que se mecen fascinarán a cualquiera.

Mientras te diriges al espacio abierto, el sol es bienvenido, incluso a mediados de julio. Dirígete al camino hacia el lado norte del encuentro y disfruta de la caminata. Un cactus y un suculento jardín aguardan.

Dejar Sunken Gardens es un poco sorprendente. Es fácil perder el registro de entornos de gran tamaño cuando te encuentras envuelto en pequeñas cosas, el color de las flores, la forma en que las ramas caen en cascada, de manera que cuando emerges al estacionamiento, te das cuenta de que por un par de horas pudiste olvidarte de los automóviles y otras trampas de la civilización moderna.

Regresa para realizar un recorrido guiado oficial o una excursión, o participa en un listado cambiante de programas y talleres hortícolas (muchos de ellos están dirigidos a niños). La inmersión en la naturaleza y la tranquilidad no deberían ser un evento aislado.       

Añadir Viaje a Remover Viaje de Favoritos Share with Friends

Obtén los detalles aquí

Sunken Gardens

Ciudad: St. Petersburg

Dirección
1825 4th St. N.
St. Petersburg, FL 33704

Teléfono:727-551-3102

Más información

Visita el sitio web

Más para explorar

Obtén más ideas de vacaciones para

Qué hacer
Your Trip Favorites in St. Petersburg/Clearwater